El Congreso español dio este martes el primer paso para iniciar la despenalización de la eutanasia. Su regularización ha sido rechazada en España en ocasiones anteriores. Está práctica es legal en países como Bélgica, Holanda, Luxemburgo y Canadá.

La propuesta fue llevada al pleno del Congreso por representantes del Parlamento regional de Cataluña, donde ya fue aprobada. El proyecto será sometido a votación este jueves.

La propuesta solicita la reforma del artículo 143.4 del Código Penal para despenalizar la eutanasia, la ayuda al suicidio y exonerar de responsabilidad penal a quien ayude a morir a una persona con una enfermedad terminal o incurable que le provoca sufrimiento físico o psíquico grave.

Publicidad

El Código Penal español contempla penas de prisión de entre 4 y 8 años para  quien induzca al suicidio de otro y a penas de entre 2 y 5 años para quien coopere con actos necesarios al suicidio de una persona.

En caso de que la cooperación llegara hasta el punto de causar la muerte se castiga con una pena en prisión de 6 a 10 años.