Él es Rodrigo Eguillor, un joven de 24 años e hijo de una reconocida fiscal en Argentina, quien está en el ojo del huracán desde que fue denunciado por abuso sexual y hace pocas horas fue detenido cuando intentaba salir del país, rumbo a Madrid para ver la final de la Copa Libertadores.

El caso tomó vuelo cuando un video, en el que la denunciante pide auxilio, se volvió viral; ella asegura que gritaba para evitar ser de nuevo violada, él afirma que estaba evitando que ella se suicidara.

“Por favor no te tires. No me dejaba agarrarla, hasta que la pude agarrar del cuello como se ve en el video, sí, la agarro del cuello”.

Sus declaraciones, que suele hacer por Instagram, han desatado aún más la polémica.

“Con esta baby face… mira si yo voy a necesitar violarme una chica”.

Tras la detención, Eguillor fue trasladado a un hospital y será sometido a pericias psiquiátricas.