Este es el banco en el que cualquier nuevo bogotano puede hacer el primer depósito de su vida. El sistema de salud de la capital permite que la bolsa amniótica que todos dejamos al nacer tenga una utilidad posterior.

El banco de tejidos procesa y almacena tejido cardiovascular, piel, corneas y escleras.

1.224 pacientes de Bogotá que requieren una cornea, pueden tener una recuperación parcial de sus tejidos con un corte del tejido amniótico, una capa de la placenta que contiene sustancias naturales que ayudan a regenerar tejidos y controlar la inflamación.

Aquí la piel que se recopila es de la parte posterior: Espalda, glúteos y piernas, y se puede preservar hasta cinco años. Se usa para pacientes con quemaduras y con úlceras. Al ser una capa muy pequeña de piel la que se dona no altera la estética del donante.

Publicidad

Aquí se están preparando para empezar a procesar y almacenar hueso que también se puede preservar por un tiempo de cinco años.