Por negligencia de la Fuerza Pública, el Ministerio de Defensa deberá pagar 200 millones de pesos a comerciantes perjudicados por la toma.

 

El magistrado Mauricio Fajardo, de la Sección Tercera explicó que cinco meses antes de la toma, la Fuerza Pública ya había tenido conocimiento de posibles atentados, "las autoridades militares y de policía no adoptaron las medidas necesarias para proteger a la población”.

 

La sentencia también señaló que las autoridades no fueron oportunas para contener el ataque, teniendo en cuenta su proximidad con la capital, "Las fuerzas militares tardaron más de dos horas en llegar al lugar de los hechos, pese a que fueron informados del arribo de los guerrilleros y del ataque, a pesar de que el municipio de La Calera se encuentra ubicado a tan sólo 30 minutos del Distrito Capital de Bogotá, por vía terrestre".

 

Los comerciantes que serán indemnizados fueron quienes denunciaron la negligencia de la Fuerza Pública, ante el ataque de 50 guerrilleros de los frentes 53 y 54 de las FARC, el 19 de julio del 2004.