La Sala Plena del Consejo de Estado aprobó la idea de presentar un proyecto de acto legislativo en el cual se propone la eliminación de las facultades electorales que tiene esa corporación judicial.

El presidente de ese alto tribunal, Germán Bula, indicó que la decisión consiste en prescindir de las funciones electorales en relación con la Procuraduría y la Auditoría.

Aclaró que algunos magistrados pretendían que se presentara un proyecto más amplio, «pero nosotros consideramos que este tema que llevábamos discutiendo hace años no daba más espera».

Señaló que «nosotros no somos vergonzantes de la manera como hemos usado la facultad, de hecho el procurador Carrillo fue ternado por el Consejo de Estado y no te vemos nada que lamentar y el actual auditor fue seleccionado por el Consejo de Estado y tampoco tenemos nada que lamentar».

Agregó que «hemos visto con preocupación que se ha abierto paso en la opinión pública la idea de que defendemos a capa y espada esas funciones electorales, como si fuera el interés propio de cada uno de los magistrados y no es así».

Finalmente aclaró que esa función «se deja en manos del Congreso».