Desde hace un año existen normas para que los constructores ahorren energía, tanto en los apartamentos que diseñan, como en los que dotan, pero dentro de seis meses éstas serán obligatorias.