El ministro de Interior Fabio Valencia Cossio fue hoy a la cárcel de Popayán para verificar la mala construcción de una obra que le costó el Inpec 7 mil millones de pesos.

Siete mil millones de pesos perdió el Inpec en la remodelación de la cárcel de San Isidro de Popayán, porque al contratista se le olvidó hacerle baños a las 450 celdas que le tocó construir.

“esto es una cosa penosa”.

Hoy el Ministro de Justicia y la Directora del Inpec, Tereza Moya visitaron la cárcel y descubrieron que la inversión se perdió porque la celdas que iban a ocupar mil internos no servirán sino para quinientos

“Es penoso ver esta situación, ver una mole de estas!… Siete mil millones invertidos cuando tenemos un hacinamiento en el país de 16 mil internos y que no podamos usar una infraestructura de casi mil cupos porque fue mal diseñada y mal construida”.

El caso será llevado por el ministro ante la Procuraduría y la Fiscalía generales de la nación.

“Voy a pedir una investigación a las autoridades competentes porque definitivamente aquí debe hacer un responsable”.

Ahora el ministerio de Justicia y el Inpec tendrán que realizar un nuevo contrato para tumbar la mitad de las celdas y en esos espacios hacer los baños que se le olvidaron al contratista.