Y en el Huila, el contralor departamental denunció que un distrito de riego de Agro Ingreso Seguro se surtirá con las aguas de una quebrada que no tiene caudal suficiente para alimentarlo y que dejaría sin agua a los campesinos de la zona…

El contralor Constantino Trujillo y campesinos de la zona de Tarqui, dicen que por beneficiar a unos pocos van a dejar sin agua a muchas familias.

La contraloría departamental del Huila denunció ante la Procuraduría General de la Nación un proyecto de Agro Ingreso Seguro en asociación con la Gobernación, para hacer un distrito de riego, que según la comunidad no sirve porque el agua de la quebrada apenas alcanza para el consumo humano.

“Algunos decían que había que suspender el servicio de acueducto a las comunidades de Caimital y Bellavista, pero usted sabe que la ley dice que la prioridad es el consumo humano”.

Para los campesinos es más importante que terminen la construcción de un acueducto a que inviertan muchos millones en un distrito de riego.

 “Que se preocupen por el acueducto que supuestamente esta construido”.

La inversión del proyecto conocido como asoesmeralda y que se ejecuta en el municipio de Tarquí, cuenta con fondos de las regalías de la Gobernación y según el contralor sus quejas no fueron escuchadas por la asamblea departamental.

“Y están comprometiendo 800 millones en un proyecto que es un nuevo escándalo y una nueva frustración para las familias del Huila”.

El agua para el distrito de riego la toman de esta quebrada, que por cuenta del verano esta seca y alo largo de las veredas ya está tirada y abandonada la tubería con la que se supone construirá el proyecto.

 “El acueducto de acá de La Playa, Bellavista ni siquiera lo han acabado de terminar, ahora para estar haciendo distritos de riego, creo que el agua no es suficiente para eso”.

Los campesinos sostienen que quienes se van a beneficiar con el distrito de riego son los que menos necesitan.

“Eso es para darle plata a la gente que no necesita, para nosotros los campesinos – como dicen todos – no nos toca nada”.

Desde un principio la Contraloría y los campesinos propusieron que el distrito de riego de Agro Ingreso Seguro se beneficiara con el agua de la quebrada pero medio kilómetro más abajo de donde lo están construyendo, pero tampoco les hicieron caso.