Continúan las construcciones ilegales en Reserva Natural Cerros Orientales

- 26 de mayo del 2019

Aunque Bogotá afronta emergencias ambientales por la calidad de su aire, media docena de familias que creen tener más derecho que sus vecinos, resolvió talar la Reserva Natural Cerros Orientales, desviar sus ríos y construir sus viviendas entre los árboles.

María Mercedes Maldonado, vocera de la veeduría para la protección de los cerros orientales aseguró que: «No han hecho nada. En las narices de todos se hicieron esas mansiones»

En 2016, presionado por la indignación de los vecinos, la CAR se dio por enterada e inició los procesos para declarar ilegales las construcciones. Tres años después apenas termina el primero y cuando fue a verificar, se dio cuenta que el vecino entró maquinaria amarilla a la reserva y sigue construyendo como si nada.

Andrés Plazas, de la asociación Amigos de la Montaña señaló que: «seguramente son personas confiadas en que han hecho las cosas de manera no santas y pensaban que podían lograrlo»

Aunque nadie ha respondido judicialmente por los delitos ambientales cometidos allí, el predio Bambú, de 14 mil metros cuadrados, que figura a nombre de la Comercializadora Kaysser, de la que hace parte Jean Feghali Walked según su registro de Cámara de Comercio, conocido como el “zar de las telas” y catalogado en 2014 como “el capo del contrabando”, sería demolido en menos de 3 meses, aunque la orden fue emitida desde diciembre de 2016 a través de la resolución 423.

Juan Felipe Namé, edil Chapinero dijo que «la buena noticia es que nadie está por encima de la ley. En agosto vamos a tener la primera demolición de una de esas mansiones ilegales está sobre la reserva forestal en la localidad Chapinero».

La diligencia contra la mansión del presunto lavador y contrabandista pretendía iniciar el proceso de compensación forestal en 11.372 metros cuadrados de reserva con las que éste arrasó. Pero desde allí se veía el trabajo en el predio vecino.

Noticias Uno constató que, con maquinaria amarilla y cemento, sin autorización por parte de ninguna autoridad, se realizaron trabajos durante esta semana, afectando así nuevamente el ya golpeado ecosistema.

Carlos Natonio Bello Quintero, director de evaluación seguimiento y control de la CAR,  aseguró que «evidenciamos que hay maquinaria, hay unos equipos pero estamos evaluando la posible afectación la cual no se ha determinado» .

No se ha podido determinar, a pesar de conocer estas imágenes, por aire y tierra, que muestran lo ocurrido. Argumentan que los propietarios del lugar iniciaron los trabajos, sin permisos, con la excusa de contener un talud inestable descubierto por la CAR el 4 de octubre de 2018, en su visita a la construcción pirata.

Carlos Natonio Bello Quintero, director de evaluación seguimiento y control de la CAR señaló que: «hay una remoción en masa, hay un riesgo de deslizamiento del un talud»

Según el alcalde local de Chapinero, ya se ordenó que la maquinaria, que nadie vio subir a la zona, a pesar de tener vigilancia privada y de la policía, sea retirada e incautada. 

El predio figura a nombre de la liquidada Invesiones Imaco, cuya representante legal es Martha Cristina Barreto. La empresa ya había sido sancionada con una multa de 23 millones de pesos. Sin embargo, la construcción no fue sellada en su momento porque, según la alcaldía local, esta existe desde antes del 2005 y está amparada bajo los derechos que consagró el Consejo de Estado en sentencia del 2013

María Mercedes Maldonado, vocera de la veeduría para la protección de los cerros orientales. Resaltó que «ahí hay unos intereses muy fuertes porque las obras han seguido, las mansiones se terminaron y el alcalde de Chapinero no puede seguir diciendo que esas viviendas ya existían»

Juan Felipe Namé, edil Chapinero afirmó que: «esto es negligencia y corrupción. Estas casas de estas magnitudes no se construyen de la noche a la mañana sin que nadie se dé cuenta»

La CAR reconoce la existencia de una urbanización pirata, de mansiones en mármol, llamada Bosque de los Rosales, de la que hacen parte ocho supuestas viviendas, en dos de las cuales se llevaban a cabo un evento social y otro de proselitismo religioso, sin ninguna perturbación, mientras la autoridad ambiental hacía la inspección en el predio vecino.

Andrés Plazas, de la asociación Amigos de la Montaña dijo que «la CAR como autoridad ambiental de los cerros orientales no ha cumplido con su tarea de actuar de una forma más rápida para avanzar con esos expedientes»

«Lo que queremos decirle a toda la comunidad es que deben estar muy tranquilos porque estamos trabajando sin descanso y sin pausa en la protección de los cerros orientales», aseguró Carlos Natonio Bello Quintero, director de evaluación seguimiento y control de la CAR-

En 2018 la Procuraduría inició una investigación disciplinaria, que se encuentra en etapa probatoria, en contra del director de la CAR, Néstor Franco, por las construcciones ilegales que se han logrado edificar en los cerros orientales de Bogotá.

Gracias por elegir la independencia.

Recuerde que puede ver Noticias UNO los sábados, domingos y festivos a las 8:00 p.m. por el Canal 1programa ganador de nueve premios India Catalina.

El noticiero es dirigido por Cecilia Orozco y presentado por Mábel LaraGermán Arango y Cristina Hurtado.

Lea aquí más informes de Noticias UNO

Temas Relacionados: