La Policía realizó controles en la llamada Zona Rosa de Bogotá para impedir el consumo callejero de licor.

La medida es controvertida porque muchos piensan que la alcaldía está buscando la fiebre en las sábanas… Pero, por la razón que sea, la violencia y los accidentes bajaron este fin de semana coincidiendo con los operativos.