Según lo dio a conocer la Contraloría se adelantan dos procesos de responsabilidad fiscal por más de $21 mil millones contra el exgobernador del departamento del Meta Alan Jara.

Uno de los procesos, recientemente abierto en el mes de febrero de 2018, está relacionado con los giros efectuados por la Gobernación a favor de la Empresa de Petróleos del Llano, Llanopetrol, para los estudios de la refinería del Meta.

“Sólo en dicho proceso se evidenció un presunto detrimento patrimonial superior a los $9 mil 513 millones de pesos”, aseguró el ente de control.  

El exmandatario fue llamado a responder  por el deficiente manejo e inversión de los recursos de regalías transferidos al frustrado proyecto.

El otro proceso se inició por la construcción del sistema de saneamiento básico de los centros poblados de Altos de Pompeya y Quenane, en Villavicencio. Ahí debe responder por más de $12.293 millones.

En este caso, con recursos de la comunidad se pagó por la construcción de un sistema de saneamiento que no pudo entrar en funcionamiento.