Luego de que Reficar rechazara la opinión negativa sobre los estados financieros que emitió la Contraloría General de la República, este organismo de control volvió a ratificar estos resultados.

“A pesar de que los estados financieros de la empresa fueron preparados de conformidad con las normas de contabilidad y de información financiera aceptadas en Colombia, se evidencia una sobrestimación de los activos en cuantía de $2.9 billones”, aseguran.

Cabe recordar que la Contraloría en días pasados emitió una opinión sobre los estados financieros de Reficar en la vigencia 2017 al argumentar que “no presentan razonablemente en todos los aspectos importantes, su situación financiera a 31 de diciembre del año pasado, así como los resultados de las operaciones por el año terminado en esa fecha”.

Según el organismo de control, “esto de conformidad con los principios y normas prescritas por las autoridades competentes y los principios de contabilidad generalmente aceptados o prescritos por el contador”.

La actividad de control determinó que no fueron efectivas las diligencias desarrolladas por Reficar para dar cumplimiento a las acciones de mejora propuestas tendientes a contrarrestar las causas de los hallazgos de vigencias anteriores.

Por otra parte, la Contraloría encontró que acciones de mejoramiento propuestas para subsanar los hallazgos detectados en vigencias anteriores, para registros contables y evidenciar la realidad del negocio, no fueron efectivas.

Finalmente, la institución concluyó que el estado de situación financiera de Reficar al cierre del ejercicio 2017 “continúa presentando incorrecciones materiales en las cuentas de propiedad, planta y equipo, derivadas de la sobreestimación del valor de los activos durante la ejecución del Proyecto de Modernización de la Refinería en una cuantía de $2.976.809 millones (Cifra actualizada al 31 de diciembre de 2017, con una TRM de $2.984)”.