La Contraloría General de la República le imputó cargos al exministro de Agricultura, Andrés Felipe Arias, y a otros exfuncionarios, por detrimento patrimonial de 12.723 millones de pesos del Programa Agro Ingreso Seguro.

También se imputaron cargos contra el exministro Andrés Fernández Acosta, a los ex viceministros Juan Camilo Salazar y Fernando Arbeláez Soto, el Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura –IICA- y el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario, Finagro.

Según la formulación realizada por la Contralora Intersectorial Anticorrupción, Lina María Tamayo, la imputación se da  “por la pérdida de recursos y la gestión ineficiente y antieconómica en actividades de divulgación y socialización del mismo”.

El Organismo de Control decidió desvincular del proceso a los miembros del Comité Interventor, Javier Enrique Romero, Diana Jimena Pereira y Diana Marcela Morales. Así como el expresidente de Finagro, Luis Fernando Criales.

La Contraloría tiene evidencia de que se contrataron pautas radiales y en revistas de amplia circulación, mensajes de texto a operadores de teléfono celular; se pagaron gastos de viaje y tiquetes aéreos para divulgación de programa AIS, Stand en ferias, pendones y volantes de AIS, entre otros.