La Contraloría General de la República ordenó el embargo de bienes de diez EPS por $ 1.541 millones dentro de una investigación por posibles irregularidades en el cobro de medicamentos.

Las EPS afectadas con la decisión son Aliansalud, Coomeva, Famisanar, Salud Total, Sura, Saludcoop (hoy en liquidación), Cafesalud, Cruz Blanca, Sánitas y Caja de Compensación Familiar de Antioquia.

La Contraloría consideró que las empresas prestadoras de salud cometieron irregularidades en el cobro de medicamentos de forma tal que lograron utilidades de forma indebida.

La decisión tomada por la Unidad de Investigaciones Especiales contra la Corrupción ahora pasa a una instancia en el despacho del contralor general, Felipe Córdoba, quien además decidirá sobre la compulsa de copias a la Fiscalía y la Procuraduría para las correspondientes investigaciones.