La Contraloría General de la República profirió fallo con responsabilidad fiscal de $ 91.133 millones de pesos por la desviación de recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud (SGSS) que se dio en la intervención de la EPS Saludcoop, durante los años 2011 a 2013.

Se determinó que, en vez destinarse al aseguramiento del riesgo en salud de los afiliados de Saludcoop, los recursos se utilizaron para realizar gastos sin relación de causalidad con el objeto social de la EPS intervenida, tales como pagos a vinculados económicos y contratos de leasing. 

Por estos hechos fueron encontrados responsables fiscales solidarios los superintendentes nacionales de Salud para la época Conrado Adolfo Gómez Vélez y Gustavo Enrique Morales Cobo y quienes actuaron entonces como agentes interventores: Wilson Sánchez Hernández, Mauricio Castro Forero y Guillermo Enrique Grosso Sandoval.

El órgano de control mantiene las medidas cautelares decretadas contra los responsables fiscales, que incluyen embargos a bienes inmuebles y cuentas bancarias, y de quedar el fallo en firme, serán incluidos en el Boletín de Responsables Fiscales, donde permanecerán hasta que resarzan el daño patrimonial que causaron.