El contralor general de la República, Felipe Córdoba, reveló que está rastreando bienes en ocho países de los procesos que adelanta como es el caso de Reficar.

De acuerdo con Córdoba, se persiguen bienes puntualmente en España, Israel, Venezuela, Holanda, Estados Unidos, Reino Unido, Ecuador y Argentina, en casos como el de la Refinería de Cartagena y el de Odebrecht.

Córdoba también se refirió al dinero que se está dejando de recibir por cuenta del contrabando: “$1.6 billones perdidos por causa del contrabando de licor, cerveza y cigarrillo; y $1 billón aproximadamente por los juegos ilegales de suerte y azar”.

Finalmente, el jefe del organismo expuso que se está adelantando una actuación especial de fiscalización en el caso de los bonos de agua.