En la entrega de equipos de investigación al batallón de Fuerzas Especiales de la Cuarta Brigada, el alcalde de Medellín, Federico Gutiérrez Zuluaga, criticó la libertad otorgada al hincha que habría lanzado un cuchillo en el estadio Atanasio Girardot.

«Tirar un cuchillo no es lo mismo que tirar harina, él no tiró un huevo y no lo tiró a la manga, lo tiró a los jugadores de Millonarios que estaban ahí y ojalá los jugadores de Millonarios pongan la demanda por intento de homicidio», indicó Gutiérrez.

Para la Fiscalía el hecho no es tentativa de homicidio.

«La tentativa exige unos componentes muy específicos y es que la persona que ejecuta la acción lo hace con el interés específico y determinado de matar a alguien, y el resultado o muerte no se produce por una razón absolutamente externa no atribuible a esa persona», aseguró la directora de la Fiscalía de Medellín, Adriana Villegas.

El alcalde Federico Gutiérrez insistió en su teoría.

«Más que una actitud vandálica es una actitud criminal. Uno no coge un cuchillo abierto y lo tira a las personas así como así. Entonces ¿Dónde hubiera hecho daño realmente a uno de los jugadores cuál sería hoy la discusión? Es que lo intentó, y gracias a Dios no ocurrió nada», añadió el alcalde.

La sanción que estudia la mesa de convivencia del fútbol en Medellín, de acuerdo con la Dimayor, es la prohibición de ingresar por tres años a todos los estadios del país y una multa de 100 salarios mínimos mensuales vigentes, aproximadamente 83 millones de pesos.