Dos de los convocantes a las jornadas de resistencia civil a los Acuerdos de La Habana coinciden en el tema y en el lugar. El primero es María Fernanda Cabal, que citó a un debate en el Congreso, el otro es el líder de los ocupantes de predios despojados del Cesar, que reclama ser poseedor de buena fe. A pesar de convocar a la resistencia civil, Anibal Guerra dice que está dispuesto a hacerse matar para defender sus argumentos.