Así lo dio a conocer durante su discurso ante la Conferencia de Desarme de la ONU el embajador norcoreano, Tae Song Han, quien calificó de “canallas” las sanciones adoptadas este lunes por el Consejo de Seguridad de la ONU, que por decisión unánime de sus cinco miembros permanentes amplió las medidas contra el régimen de Pyongyang, como respuesta a su último ensayo nuclear.

De igual manera aseguró que su país “rechaza categóricamente” esa resolución, la última de un total de ocho con las que se han ido endureciendo las sanciones.

La resolución del Consejo de Seguridad “es una manifestación extrema de la voluntad estadounidense de eliminar a todo precio el sistema ideológico y social de Corea del Norte y de sus habitantes”, acusó.

Al clausurar hoy la Conferencia de Desarme, la secretaria general adjunta de la ONU para este tema, Izumi Nakamitsu, recordó que con su prueba nuclear del pasado día 3, Corea del Norte violó por sexta vez en este siglo el tratado internacional que prohíbe tal acción.