Con una ceremonia simbólica, funcionarios de Corea del Norte y Corea del Sur sellaron su reconexión ferroviaria, la cual se encontraba interrumpida desde que se desató la guerra en la península asiática.

El encuentro enmarca la inauguración de un proyecto que busca comunicar nuevamente el norte con el sur,  aunque este no se podrá llevar a cabo hasta que no se levanten las sanciones  al régimen de Pionyang por su programa nuclear.

La reconexión fue acordada por las dos Coreas en la cumbre que celebraron el presidente surcoreano, Moon Jae-in, y su homólogo del norte, Kim Jong-un  el pasado mes de abril.