Uno de los militares retirado esta semana por orden del presidente, dentro de la investigación por los falsos positivos, había sido denunciado por hechos parecidos…

Se trata del coronel Juan Carlos Barrera, hasta comienzos de esta semana, comandante de la Brigada XIV con sede en Puerto Berrío… Según organizaciones de derechos humanos, en el año 2004 una unidad bajo su mando habría estado involucrada en ejecuciones extrajudiciales en el oriente antioqueño.

 

El Coronel Juan Carlos Barrera, ex comandante de la Brigada 14, uno de los militares que el Presidente retiró del ejército por derechos humanos, ya había sido denunciado ante las autoridades.

Este informe de organismos de derechos humanos de Medellín, dice que en el año 2004, cuando el Coronel Barrera fue comandante del batallón BAJES, sus unidades cometieron ejecuciones extrajudiciales en el oriente antioqueño.

“La mayoría de las denuncias sobre ejecuciones extrajudiciales en el oriente antioqueño son atribuidas al batallón de artillería n.° 4 “Jorge Eduardo Sánchez» (Bajes n.° 4).”

El informe relata tres casos. El primero ocurrió el 14 de junio de 2004. Según la ONG, soldados del batallón BAJES, llegaron hasta una finca de la vereda la Estrella del corregimiento Santa Ana y sacaron a un campesino por la fuerza.

“El señor García Parra fue presentado como guerrillero muerto en combate. Operación “Espartaco” misión táctica Jaque, suscrita por el teniente coronel Juan Carlos Barrera, comandante del Batallón”. El documento también dice que el 3 de julio de 2004, los hombres del Coronel Barrera se llevaron sin orden judicial a un hombre y a una niña de 16 años.

“Los cadáveres de estas dos personas fueron llevados por tropas oficiales al municipio de Cocorná, aduciendo que se trataba de guerrilleros muertos en combate. Misión táctica Justicia n.° 134, suscrita por el teniente coronel Juan Carlos Barrera”.

La denuncia también señala que el 7 de septiembre de 2004, durante la misma operación “Espartaco”, las tropas del Coronel Barrera presentaron como falsos positivos los cuerpos de dos hermanos de apellidos García Parra. Las investigaciones no han avanzado.