El presidente de Ecuador Rafael Correa dijo que si se encuentra algún indicio de que en su campaña tuvieron alguna participación las FARC, deben pedir su destitución.

También dijo que si no se encuentra ese indicio, quien debe salir a dar explicaciones es el presidente Uribe. Y de paso advirtió que seguirá buscando que las FARC le entregue secuestrados, aunque Colombia no lo haya autorizado.

El presidente Rafael Correa ofreció públicamente su cargo de llegar a comprobarse sus supuestos vínculos con las FARC, y le pidió a la OEA investigar sus actuaciones.

“Y por favor, si encuentran un indicio del presidente de la república en nuestra campaña con las FARC, pidan mi destitución”

A pesar de que Colombia considera inaceptables los contactos con las FARC, Correa insistió en que seguirá buscando la liberación de secuestrados.

“El gobierno ecuatoriano hará lo posible, desde el punto de vista humanitario para continuar con la liberación de rehenes, y para eso, no tenemos que pedirle permiso a ningún país”

Dijo que los contactos seguirán además como parte de lo convenido con el gobierno francés, y agregó que no está obligado a comunicarlo con Colombia.

“Y para el bombardeo del primero de marzo, con quién coordinaron?”

El gobierno colombiano reiteró su desacuerdo en la intervención ecuatoriana o extranjera en el tema.

Hoy los presidentes Uribe y Correa se reunieron para hablar del acuerdo comercial con la Unión Europea. En la reunión no se dijo una sola palabra sobre el conflicto fronterizo.