Para el mandatario ecuatoriano, “mientras no exista un gobierno decente, las relaciones entre los dos países estarán en el congelador”.

El presidente de Ecuador, ratificó que no reanudará relaciones diplomáticas con Colombia y explicó además que el pueblo ecuatoriano es en realidad la victima del conflicto colombiano y que él representa una nación cuya soberanía ha sido “pisoteada permanentemente”

Correa insistió en que la imagen que tiene Washington de Ecuador es terrible porque Colombia se encargó de decir que ese país se albergaba a las FARC y que Álvaro Uribe le tocó pelear “solito” contra ese grupo guerrillero.

Ecuador rompió relaciones diplomáticas con Colombia el tres de marzo, dos días después que el ejército colombiano atacó un campamento  de las FARC donde murieron 26 personas, entre ellas, el número dos de esa guerrilla, “Raúl Reyes”