Según lo dio a conocer el Instituto Nacional de Vías, a través con la suscripción de dos convenios entre Invías, ANI y la Gobernación de Cundinamarca, se da paso a la construcción de Regiotram Occidente y las Fases II y III de TransMilenio en Soacha.

Con esta suscripción del convenio el Instituto Nacional de Vías entregó al departamento de Cundinamarca, el corredor férreo Bogotá – Facatativá desde el K 0+582 al K40+374.20, para su administración, mantenimiento, control y operación en desarrollo del proyecto Regiotram de Occidente.

Por su parte, la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, realizará las actividades necesarias para la desafectación del tramo Bogotá – Facatativá del contrato de obra pública vigente, lo que permitirá la entrega al Invías.

Según Juan Esteban Gil Chavarría, director general del Instituto Nacional de Vías, indicó que “con la suscripción de estos convenios entre el Invías, la Agencia Nacional de Infraestructura y la Gobernación de Cundinamarca, estamos respaldando dos proyectos significativos para Bogotá y Cundinamarca, en donde con la construcción de Regiotram, al inicio de su operación en el año 2024, permitirá la movilización de cerca de 130.000 pasajeros por día”.

Gil Chavarría también aclaró que no se realizó la transferencia de la titularidad de los corredores férreos y dijo que: “aunque sea la Gobernación de Cundinamarca la que inicie su operación y administración, estos corredores siguen siendo propiedad del Instituto Nacional de Vías, lo cual consideramos es un aporte significativo para contribuir al mejoramiento de las condiciones de los cundinamarqueses que viven en las poblaciones aledañas a Bogotá y no es suficiente el actual modelo de transporte para desplazarse al Distrito Capital y viceversa”.