La Sala Plena de la Corte Constitucional, después de cuatro sesiones, avaló el Acto Legislativo para la Paz que creó un mecanismo en el Congreso de la República para poder tramitar las reformas legales necesarias para implementar el acuerdo de paz, denominado ‘fast track’ o ‘vía rápida’.

Esta figura reduce de ocho a cuatro el número de debates en el Congreso de la República.

Por 8 votos contra uno, la Corte determinó que el mecanismo no viola la Constitución porque fue el mismo Congreso el que aprobó estas reglas en un debate abierto y democrático.

Del mismo modo, las normas que se aprueben tendrán control de la Corte Constitucional, que podrá tumbarlas si considera que están en contra del espíritu de la Carta Política.

Publicidad