La Sala Plena de la Corte Constitucional declaró exequible la ley que permite la creación de las denominadas Zonas de Interés de Desarrollo Rural Económico y Social (Zidres).

El Alto Tribunal rechazó las pretensiones de la demanda que había sido presentada por un grupo de congresistas del Polo Democrático y la Alianza Verde, quienes en su momento afirmaron que dicha norma afectaba al campesinado, concretamente sobre el acceso a tierras baldías.

No obstante, el Gobierno en su momento afirmó que dicha ley es clave para el desarrollo agropecuario, productividad y seguridad jurídica del país.