La Corte Constitucional ratifica la negación por parte del Congreso de las seis objeciones que hace tres meses formuló el presidente de la República, Iván Duque, al proyecto de ley estatutaria de la Justicia Especial para la Paz (JEP).

Para los magistrados está claro que los 47 votos obtenidos en el Senado al momento de decidir si se aprobaban o no las objeciones fueron suficientes para que se hundieran.

Según la Corte, no se podían contar las curules de Aída Merlano e Iván Márquez porque no se han posesionado, como pretendía el presidente del Senado, Ernesto Macías.

Así las cosas, el quórum debía contarse sobre 106 congresistas, menos 14 impedidos o suspendidos, es decir 92, lo que daría 46 como número mínimo para rechazar las objeciones.

Con esta decisión, el presidente Iván Duque tendrá que sancionar la ley estatutaria que contiene las reglas de funcionamiento de la JEP.