La Corte Constitucional acaba de adoptar un fallo ordenando que el Gobierno conceda la nacionalidad colombiana y el registro civil para los menores de edad venezolanos que han sido abandonados en Colombia y que no han podido ser dados en adopción por la ausencia de canales diplomáticos entre ambos países.

Le pude interesar: Misión de observación internacional se instala en Bogotá para vigilar elecciones presidenciales

Según el Gobierno Nacional, hay al menos 1.200 menores venezolanos que han quedado solos o han sido abandonados en Colombia y que están bajo la custodia del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Según el fallo, se considera que un niño ha sido abandonado cuando la declaración de abandono la ha firmado un defensor de familia adscrito al ICBF.

La Corte advirtió que la orden de otorgarle la nacionalidad y el registro a los menores abandonados surtirá efectos para todos los afectados “durante el tiempo en el que no exista una ley o una regulación definitiva en la materia o se mantenga el bloqueo institucional”.

Le recomendamos leer: Piedad Córdoba se pronuncia tras su retención en Honduras por portar 68.000 dólares no declarados

Según el fallo, adoptado con ponencia del magistrado Jorge Ibáñez, se podrá tramitar la nacionalidad de los menores venezolanos abandonados cuando sean migrantes irregulares y cuando se acredite como mínimo un año de domicilio permanente y continuo en Colombia.

La Corte aclara que la nacionalidad por adopción deberá ser “solicitada por los Defensores de Familia o quienes desarrollen las funciones de estos, siempre que no exista duda sobre las razones por las cuales se encuentran en territorio colombiano o de que no han sido separados forzosa o delictivamente de sus padres o familiares”.