La justicia norteamericana absolvió de todos los cargos al comerciante Humberto Gómez, que durante años importó a Nueva York un polvo blanco desde Colombia: harina de maíz para los restaurantes colombianos del barrio Queens. Él tuvo la mala suerte de comprarle la harina a un narcotraficante colombiano, quien en una entrevista con Noticias Uno dijo que el polvo que comerciaba con él hacia parte de los negocios legales con los que escondía sus operaciones ilícitas.

El comerciante Humberto Gómez, fue detenido hace cinco meses en Nueva York, por tráfico de cocaína, debido a una equivocación de las autoridades en la interpretación de las llamadas que le tenían interceptadas a Luis Conde, confeso traficante de drogas.

Conde explicó que a Humberto Gómez, le exportaba harina para hacer arepas, pan con los que surtía a las tiendas colombianas de Nueva Cork.

Pero la DEA entendió que cuando hablaban de la arina, se referían ala cocaína, pero después de que Luis Conde aclaró las cosas, la Fiscalía  se dirigió ante el juez Richard Sullivan de la Corte Sur de Nueva York y retiró los cargos.

El juez absolvió a Humberto Gómez y le dijo que en este caso la justicia americana se equivocó y en un acto inusual, a nombre de las autoridades estadounidenses ofreció disculpas por haberlo mantenido cinco meses en prisión, siendo inocente.

Publicidad