La Corte Suprema de Justicia ordenó al Inpec cumplir la sentencia de detención domiciliaria para la ex representante Yidis Medina, quien permanece en la cárcel por una medida de aseguramiento que profirió la Fiscalía en virtud de otra investigación.

Los magistrados determinaron que prima la sentencia condenatoria que le otorgó la detención domiciliaria a Medina, por encima de la medida de aseguramiento intramural que profirió la Fiscalía contra ella en la investigación por los delitos de rebelión y secuestro.

La alta Corte envió la comunicación al director del Inpec, general (r) Eduardo Morales, para que se hiciera efectiva en el menor tiempo posible la orden de traslado de Medina a su domicilio en Bogotá.

Los magistrados notificaron que el Inpec NO tiene facultades para retrasar el traslado de la ex Representante, sino sólo para el acatamiento de las sentencias de la Corte.