Para avanzar en las investigaciones de la llamada “farcpolítica”, la Sala Penal de la Corte, pedirá asesoría internacional.   Para aglilizar y poder manejar  más fácil  la cantidad de material encontrado en dichos computadores.

La Corte Suprema determinó además que la Policía Nacional se encargará de la seguridad de los ordenadores del extinto número dos de las FARC y que sólo tendrán acceso, además de los magistrados, los investigadores del organismo internacional que se escogerá en los próximos días.