La Sala Penal de la Corte busca establecer si el presidente del Congreso incurrió en delito al recibir un préstamo de manos de Armando Cabrera, considerado cerebro del desfalco a CAJANAL.

Con la investigación, el alto tribunal determinará la veracidad de los hechos y si  configuran un delito contemplado en el código penal, llamaría a versión libre al actual presidente del congreso.

En una entrevista el senador Andrade aceptó haber recibido de Cabrera 150 millones de pesos, por lo que la Procuraduría General de la Nación también inició una investigación formal ya que en este momento del préstamo era congresista. Así mismo, el ministerio público establecerá si hubo alguna anomalía a nivel electoral, ya que los dineros fueron recibidos en periodo de campaña.