En abril de 2015 la Corte Suprema de Justicia condenó a Sabas Pretelt de la Vega a seis años y ocho meses por el delito de ‘concusión’ luego de comprobarse que el exministro del Interior ofreciera dádivas a congresistas para que votaran a favor del proyecto de ley que permitió la reelección presidencial, en ese momento, de Álvaro Uribe Vélez, un escándalo de corrupción
Publicidad
también conocido como la “Yidispolítica”.

La defensa del exjefe de cartera del Interior presentó un recurso de impugnación en contra de la condena, sin embargo la Sala Penal de la Alta Corte rechazó la medida argumentando que su juicio ya es “cosa juzgada” por tanto no es retroactivo en relación al fallo proferido por la Corte Constitucional sobre la segunda instancia para aforados, la cual solo es aplicable desde abril de este año.

La condena de Sabas Pretelt por la llamada “Yidispolítica”quedó en firme por seis años y ocho meses. Por los mismos hechos fue condenada Yidis Medina en 2008 a cuatro años de cárcel.