En una sesión extraordinaria citada por la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia, el exministro de la presidencia obtuvo 17 votos frente a 2 del también postulado Yesid Reyes y 1 de Mónica Cifuentes para asumir el máximo cargo de la Fiscalía General de la Nación.

En las dos sesiones previas también había obtenido la mayoría de las sufragios, 13 y 14 respectivamente. El exministro de Justicia durante el gobierno de Ernesto Samper, necesitaba 16 votos para garantizar el relevo del anterior Fiscal General, Eduardo Montealegre.

Su designación se da en medio de polémicas que fueron relatadas en Noticias Uno, como las declaraciones de la congresista Angélica Lozano en las que aseguró que hace un año “Néstor Humberto Martínez estaba agenciando en el Congreso los intereses de los magistrados para conseguir de ellos sus votos como futuro fiscal”.

Vea también: El presente desmiente a Néstor Humberto Martínez

Además, por la controversia que también generó su propuesta de “descriminalizar” la violencia intrafamiliar, es decir, de quitarles a los actos de violencia entre parejas, padres o hijos la calificación de delitos.

Publicidad

Vea también: Procuradora y defensoras de mujeres en desacuerdo con propuesta de Néstor Humberto Martínez

A ellas se suma también las calificaciones que el senador Jorge Enrique Robledo hizo sobre el nuevo Fiscal como abogado socio de una de las transnacionales más grandes del mundo, DLA Piper Martínez Neira. Al respecto Robledo dijo que se trata de un “nombramiento que no tiene nada que ver con lo democrático en lo que se refiere al gobierno del pueblo”

En 2015 Martínez Neira descartó la posibilidad de postularse al cargo de Fiscal General ya que no era parte de su agenda y su objetivo en ese momento era dedicarse a “la firma de abogados más grande del mundo”.