El presidente de la Corte Suprema de Justicia, José Luis Barceló, envió una carta al Senado de la República en la que solicita se imparta celeridad en el proceso que se adelanta contra el magistrado de la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, Gustavo Enrique Malo, por presunta corrupción.

Esto dado a que desde abril el magistrado Malo fue acusado formalmente por la Plenaria la Cámara de Representantes sin que a la fecha el Senado se pronuncie al respecto, es decir, que decida si debe ser juzgado por la Corte Suprema de Justicia o archivarse la investigación.

Malo Fernández es investigado por presuntamente haber recibido millonarios pagos por parte de excongresistas a cambio de favorecerlos en procesos penales que llevaba en contra ellos.

El magistrado fue separado de sus funciones el pasado mes de abril por decisión de la Sala Plena de la Corte Suprema de Justicia, y los procesos de ese despacho están actualmente siendo conocidos por sus demás compañeros.