Y esta semana la Corte Suprema de Justicia decidirá si cambia la jurisprudencia vigente para impedir que los congresistas implicados en la parapolítica sigan eludiendo las investigaciones de la Corte para pasarse a la fiscalía, donde sin duda les va mejor.

La tesis que fundamentaría el cambio de jurisprudencia es simple: Si cometieron algún delito siendo congresistas, deben ser juzgados por la Corte.

En sala extraordinaria, la Corte Suprema de Justicia estudiará esta semana, la posibilidad de cambiar su jurisprudencia y revivir la potestad de ese Alto Tribunal para investigar a los congresistas aún cuando renuncien a su fuero.

En la práctica, esto permitiría que los procesos contra los parlamentarios que renunciaron a su fuero y actualmente son investigados por la Fiscalía o incluso ya están siendo juzgados, vuelvan a la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia.

Desde hace más de un año, cuando en bloque algunos de los congresistas investigados por parapolítica renunciaron, la congresista Gina Parody pidió a sus colegas negar la solicitud y a los magistrados revisar su decisión.

“Me preocupa que ahora se abra masivamente este quite a la justicia yéndose a la Fiscalía, que hoy resulta más una garantía para la absolución”.

El zar anticorrupción, Óscar Ortiz, considera que la Corte Suprema debe recuperar su capacidad de procesar a todos los congresistas.

“El fuero no puede consistir en que un servidor público puede escoger el momento que le parezca más adecuado quién lo investiga y quién lo juzga, simplemente tomando la decisión de renunciar o no”.

Publicidad

El jurista Ramiro Bejarano considera que si la Corte no recupera sus funciones, sería inevitable la intervención de la justicia internacional para evitar la impunidad.

“Una decisión de esta naturaleza le ahorraría al país hacerse objeto o blanco de decisiones o preocupaciones de la Corte Penal Internacional”…

A largo plazo, podría ser menos inconveniente para Colombia el cambio de jurisprudencia que el mantener la impunidad.

“Sería peor el remedio que la enfermedad, mantener el equívoco por no modificar la jurisprudencia”…

En la sala penal del Alto Tribunal no existe aún una posición unificada. Sin embargo, hoy la mayoría de magistrados apoya el regreso a la jurisprudencia que ordena a los congresistas ser investigados y juzgados por la Corte