La Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia se inhibió de abrir una investigación contra el presidente del Senado, Roy Barreras, por los delitos de violación de los topes de campaña y fraude procesal.

La Corte indagaba una denuncia que sugería que hubo dineros que no se reportaron oficialmente por la campaña del presidente Gustavo Petro y que, quedaron en evidencia en los vídeos que se filtraron este año, en los que Barreras hablaba de un supuesto aporte del empresario Cristian Daes y de la empresa Supergiros.

Le puede interesar: Petro explica porqué el peso colombiano no es la moneda más devaluada del mundo

La Corte advirtió que no hay pruebas del ingreso de esos aportes a la campaña. “De ninguna manera se puede concluir que el supuesto aporte fue un hecho consolidado, ni que fue realmente recibido, mucho menos que el investigado lo hubiera gestionado o influido en su administración para que se le diera un manejo contrario”, expresa el fallo.

En esta decisión, la Corte advirtió que la obtención de los Petrovideos fue ilícita.

“La Sala concluye la ilicitud en la obtención del video que sustenta la denuncia, a causa de la intromisión en el entorno social, revestido de la prerrogativa de la intimidad donde se desarrolló la reunión en la que participó el aforado”, advierten.

Se considera que una ‘prueba es ilícita’ cuando es obtenida mediante la violación de los derechos fundamentales de las personas, cómo en el caso de la violación de la intimidad. Definición diferente a la de ‘prueba ilegal’, que es aquella que se obtiene incumpliendo requisitos legales para su obtención.