Aunque ya llegó la primavera a Estados Unidos, una nueva y poderosa tormenta se ciñó sobre la costa este del país, provocando la cancelación de más de 5.000 vuelos.

La tormenta de nieve Toby, que desde el martes azota a la costa este de Estados Unidos, obligó a cancelar miles de vuelos por toda la región.

Las autoridades restringieron el tráfico de los servicios de tren y metro, al igual que algunas rutas de buses públicos, aconsejando que los conductores de vehículos particulares se abstengan de salir de sus casas.

Aunque las temperaturas no son extremas, numerosas instituciones del Gobierno, empresas privadas y escuelas cerraron debido al temporal, que está acompañado de vientos de hasta 100 kilómetros por hora.

Cerca de 70 millones de estadounidenses se han visto afectados por este ciclón, que también produjo cortes eléctricos.

El paso de Toby, la cuarta tormenta que afecta esta zona del país en menos de tres semanas, hace difícil creer que la primavera ya comenzó.

En la Gran Manzana, se prevé que el manto de nieve supere los 40 centímetros de altura, mientras que en estados como Massachusetts y Rhode Island, se calcula que miles de personas sufrieron cortes eléctricos.

Publicidad

En Washington D.C., no caía esta cantidad de nieve en esta estación desde hace 70 años.