A puerta cerrada se llevó a cabo la reunión de la Comisión Interinstitucional de la Rama Judicial integrada por los presidentes de las altas cortes, y en la cual participaron la ministra de Justicia, Gloria María Borrero y el fiscal, Néstor Humberto Martínez y el representante de los empleados de la Rama Judicial, Luis Fernando Otálvaro, cuyo tema central fue la reforma a la Justicia.

Al respecto fueron varios los puntos que se tocaron durante el encuentro, todos con el objetivo de fortalecer la infraestructura y funcionamiento del aparto judicial colombiano.

Néstor Humberto Martínez indicó que uno de las propuestas que se hicieron dentro de la reunión fue la de eliminar “la Ley de Justicia y Paz y la Ley 600” para que Colombia “tenga un solo sistema de justicia penal”. Afirmó que esa “convivencia” ha afectado, según él, “la existencia del sistema penal”.

“Llegó la hora de darle cristiana sepultura a la Ley 600 y a la Ley de Justicia y Paz, la ley de Justicia y Paz no puede seguir cabalgando lentamente cuando esos recursos podemos aprovecharlos en la jurisdicción ordinaria”,  añadió.

Agregó, que otro de los temas claves es “hacer un uso más racional de la acción penal” al indicar que Colombia “no puede seguir transitando por la criminalización de toda clase de conductas sociales”.

Al respecto, la ministra de Justicia, Gloria María Borrero, afirmó que también se tocaron temas como “presupuesto” por lo que se llegó a la conclusión de la necesidad de fijar “un cronograma de trabajo”, por lo que se espera “estar presentando el proyecto de algunos cambios constitucionales a finales del mes de septiembre”.

Señaló que también se deben resolver unos problemas que existen en el sistema penal acusatorio, “hay que crear unos cargos de jueces entre ellos anticorrupción y de extinción de dominio, hay que desatascar la realización de audiencias, hay que fortalecer los sistemas de información que tienen los jueces, vamos a analizar los temas de la disciplina judicial, el perfeccionamiento de la carrera judicial”. 

Publicidad

Por su parte el presidente del Consejo Superior de la Judicatura, Edgar Carlos Sanabria, afirmó que fue “una reunión muy constructiva para que se conozcan todas las necesidades de la Rama Judicial, se fijó toda la agenda de trabajo para comenzarla a desarrollarla en los próximos días”.

Para el presidente del Consejo de Estado, Germán Bula, otro de los puntos clave es “fortalecer las primeras y segundas instancias”.

Aclaró que “las funciones electorales no es un asunto de lo que estemos apegados” por lo que no se oponen a su eliminación.

 Finalmente el presidente de la Corte Suprema de Justicia, José Luis Barceló, recalcó que en la reforma a la justicia también se deben incluir aspectos cruciales tales como hacer que la administración de justicia sea eficiente y eficaz para que “llegue a la base de la comunidad”.

Es decir, a juicio del magistrado, esta debe hacerse “todos los órdenes para la comunidad del ciudadano, para eso se requieren más jueces, más presupuestos, cambios en los códigos respectos de los delitos y en ese vamos trabajando”.

“Hay un nuevo Gobierno que está trayendo a colación proyectos para el bien de un país y la Rama Judicial quiere colaborar en ese proceso a través de un proceso armónico y estamos poniendo todo nuestro empeño para que así sea”, resaltó.