Según un artículo de la Revista Semana, un informe secreto de inteligencia revela que el pasado 31 de octubre, la Fuerza Aérea detectó una aeronave ilegal presuntamente del narcotráfico sobre las costas del Pacífico, y que a pesar de haber solicitado autorización para perseguir el avión, los controladores aéreos de la Aeronáutica Civil impidieron que una aeronave de las Fuerzas Militares despegara desde la base de Palanquero ubicada en Puerto Salgar, Cundinamarca.

«La actuación de los funcionarios vulneró como hecho probado la seguridad de Colombia, toda vez que la no autorización de que la aeronave militar prosiguiera su vuelo normal, permitió que la traza detectada continuara su vuelo ilegal asociado al crimen transnacional ilícito de drogas».

Publicidad

La Aeoricivil no se ha pronunciado de fondo, pero confirma que el  hecho está siendo investigado.

“Estamos adelantando la investigación por parte de las dependencias competentes de la Aeronáutica Civil y oportunamente daremos los resultados”, aseguró Juan Carlos Salazar, director de la Aerocivil.

Por su parte, la Asociación Colombiana de Controladores Aéreos se defiende y asegura que el avión de la Fuerza Aérea no contaba con plan de vuelo para despegar.

“Y nunca impidieron dicho vuelo, incluso alcanzó a despegar de Palanquero, sin coordinación con el control de tráfico aéreo’, indicó Diana Pulido, presidenta de la Asociación Colombiana de Controladores Aéreos.

Además, según Diana Pulido, estas imágenes prueban que ese día en la zona de la base de palanquero no solo hubo mal tiempo, sino que también se registró un alto tráfico aéreo. 

“Y por qué tiene que salir un avión de Palanquero que la verdad no es jet es turbo, es un avión lento”, aseveró Diana Pulido.

En las próximas horas los controladores aéreos radicarán una denuncia y solicitud de investigación ante la Procuraduría por persecución laboral.