Los indígenas del Cauca aseguran que los militares que mataron al esposo de la vocera de la Minga, Aida Quilcué, estaban preparando un montaje… Según ellos, había dos armas listas para presentar al indígena como guerrillero abatido en combate.