Niños, mujeres embarazadas y hasta ancianos, consumen todo tipo estupefacientes, se desatan riñas y la inseguridad afecta a habitantes y comerciantes.

En la avenida Cúcuta entre la carrera 54 y las calles 55 y 56 del centro de Medellín, no hay un solo rincón desocupado pues cerca de 500 habitantes de calle consumen estupefacientes las 24 horas del día.

Entre ellos está una adolescente que por efectos de los alucinógenos le hacen perder el control de sí misma y desesperada con un cigarrillo en la mano busca otro de bazuco para drogarse una y otra vez. Habitantes de la zona dicen que ya no aguantan más esta y otras conductas.

‘’La seguridad, la necesidad de hacer sus necesidades fisiológicas en la calle todo el tiempo, está lleno de basura, las enfermedades. Por ejemplo esta población mantiene muy enferma con problemas pulmonares, hay un brote de tuberculosis porque escupen sangre’’, indicó el abogado, Antonio Sánchez.

El panorama es tan delicado que hay menores como un niño que pasa las horas sentado en la calle consumiendo estupefacientes junto a otros adultos, hasta bebés en coches expuestos a este ambiente. Dos hermanas de 87 y 90 años han vivido la mitad de sus vidas en la zona, hoy para ellas su hogar es un infierno, una pesadilla sin final.

‘’Hay riñas inclusive se han presentado homicidios, consumo de todo tipo de sustancias las 24 horas del día y se cometen delitos todo el día en este sector’’, agregó Sánchez.

Esta olla de vicio se formó por cientos de ellos que llegaron luego de ser intervenidos por la Policía hace 1 año en la avenida de Greiff. La presencia de consumidores afecta a comerciantes de litografías, 24 establecimientos tuvieron que cerrar por esta situación.

Publicidad

‘’La situación es muy crítica, estamos a punto de quiebra, hemos tenido mala salubridad, problemas de salud, de seguridad y de movilidad’’, aseguró un comerciante del lugar.

Ciudadanos interpusieron una acción popular para buscar una solución entre las autoridades pero aún no tienen respuesta.

‘’Esta medida cautelar se decretó el 16 de mayo en principio y las demandas a la Policía Nacional y la Alcaldía de Medellín, interpusieron no recursos y a partir de que se interponen esos recursos es empezar a dilatar la situación; casi 4 meses en que se dilata’’, explicó el apoderado de los ciudadanos afectados, Antonio Sánchez.

Entre tanto cientos de niños, jóvenes y adultos, continúan asentados consumiendo y con la calle como su único refugio sin control ni ley.

¿Por qué informarse con el Canal 1?

Recuerde que en el sistema informativo del Canal 1 puede encontrar temas de actualidad sobre las regiones, la política, la economía y los acontecimientos a nivel nacional e internacional.

Lea más noticias en el Canal 1