El concierto Paz sin Fronteras fue conmovedor e inolvidable. siete artistas de talla internacional se juntaron para cantar a la paz, en la frontera entre Colombia y Venezuela.

Simplemente no hay palabras para describir esta apoteosis de talento y solidaridad. Desde luego musicalmente fue un espectáculo de talla mundial, como corresponde a sus protagonistas, pero la reacción de las miles de personas presentes en el puente Simón Bolívar y el significado que tiene este gesto para Colombia, Venezuela y Ecuador, le dieron al concierto una connotación realmente histórica

A cientos de miles de personas llegaron a cantarles siete artistas amigos, obsesionados por la paz, entre tres países que hoy compartieron más que una bandera.

Carlos Vives, como para poner en contexto a los asistentes. Comenzó hablando del libertador.

Y con una hamaca grande le dio inicio a la histórica fiesta del puente Simón bolívar.

A las 2 de la tarde la tierra del olvido ya tenían al país entero, con los ojos en la frontera.

Emocionados con lo de la tierra, vieron después llegar a los invitados extranjeros que sin haber ensayado parecían sincronizados.

Juan Fernando Velasco, Alejandro Sanz, Juan Luis Guerra, quien recibió un saludo especial.

Miguel Bose, quien se gozo todo el concierto, bailo, salto, contó chistes y hasta saco a vives del concierto.

Ricardo Montaner, llevó hasta la cima del cielo a los asistentes

Y Juanes, el broche de oro. el creador de un milagro en la frontera, hecho con las voces y los sueños de siete artistas y con las ilusiones de miles de asistentes que hicieron del concierto, el más grande show por la paz de una región.