Tairon tiene dos meses de nacido, a su corta edad el pequeño ha superado 12 convulsiones y un paro respiratorio, que no han sido un impedimento para seguir luchando por su vida.

La más reciente batalla la vive en su piel, porque recientemente le salió un “sarpullido” que no ha sido posible que se le quite, porque no ha podido tener atención médica.

“Para que lo atiendan es un problema, pero a la hora de la salida quieren cobrar y no, nosotros no tenemos”, manifestó Cristian Matute, padre del menor.

La historia de la familia Matute Páez se repite una y otra vez. La atención de los pacientes en centros médicos y clínicas se agudiza a raíz de las millonarias deudas de las EPS con las IPS, lo que deja un panorama crónico en Cartagena.

“Sí está en riesgo la población infantil, la atención de esta población vulnerable y en programas cardiovasculares, cáncer y para hemofílicos, que están en nuestra institución están siendo duramente afectados por la falta de recursos”, indicó Luis Percy, gerente del Hospital Casa del Niño.

Adicionalmente, el problema se ve agravado por la llegada de venezolanos, que según el último censo indica que en Cartagena hay 14.013 venezolanos, que afectan las arcas de la salud.

“No es un tema sostenible en el tiempo. Al margen de esto existe una gran población de venezolanos que están consultando y que han agravado la situación porque estos consumen recursos y no hay la retribución de los mismos”, afirmó Percy.

Publicidad

En Cartagena, las EPS actualmente adeudan más de 350.000 millones de pesos a los 358 hospitales y clínicas existentes, que tienen en su totalidad 295 camas, lo que muestra un déficit.

Mientras tanto pacientes como el pequeño Tairon afrontan las consecuencias por la falta de desatención en materia de salud.

El programa es presentado por Silvia Corzo, Iván Lalinde, Lucho Garzón y el ‘profe’ Adrián Magnoli.

Lea más notas de “Primera Hora” aquí