Agentes del CTI capturaron al coronel Wifredo Ruiz y al ex suboficial del Ejército Jairo Trejos Parra, buscados por concierto para delinquir y homicidio.

Según la Fiscalía, el coronel Ruiz Silva y ex suboficial Parra, tuvieron responsabilidad en la masacre de Trujillo, donde fueron asesinadas 200 personas.

Por las mismas acciones, la Fiscalía, dictó orden de captura contra el coronel retirado del ejército, Hernán Contreras Peña, quien se desempeñaba como comandante del Batallón Palacé.

Para la Fiscalía, los homicidios cometidos en los municipios de Trujillo, Bolívar y Riofrío, fueron organizados entre militares, paramilitares y narcotraficantes, para desalojar a los habitantes de la región y establecer sus rutas de narcotráfico.