Luego de la captura del fiscal de la JEP, Carlos Julián Bermeo y otras cuatro personas, quienes al parecer recibían 500.000 dólares a cambio de una oferta para incidir en el trámite de extradición de Jesús Santrich, la presidenta de la JEP y el presidente de la Sección de Revisión se pronunciaron. 

«Ningún comportamiento, ninguna conducta que pueda ser tachada por la Jurisdicción Especial para la Paz será admitida y en cuanto esté en nuestro conocimiento alguna conducta irregular lo daremos a conocer a las autoridades», dijo Patricia Linares, presidenta de la JEP. 

Por su parte, Jesús Ángel Bobadilla, presidente de la Sección de Revisión indicó que «la magistratura pide celeridad a la Fiscalía en las investigaciones que se realicen para tener lo más pronto posible decisiones contundentes».

De igual manera, Giovanni Álvarez, se pronunció frente al caso, el director de la Unidad de Investigación y Acusacón (UIA) aseguró que, “yo vinculé al señor Carlos Julián Bermeo porque cumplía con requisitos de ley para estar en el cargo”.