La empresa Cocheros duró varios años en la cima de las ventas de comidas rápidas callejeras en varias ciudades y pueblos del centro del país, tanto que el valor de una franquicia no era fácil de conseguir.

Según la revista Dinero, citada por el portal Pulzo, una franquicia de la marca llegó a costar entre 14 y 20 millones de pesos (dependiendo de la ubicación y ciertas especificaciones) en el año 2017.

(Mira también: Primero Google, luego Facebook y ahora Apple (con Siri): nos escuchan indebidamente)

Y es que hasta hace unos años se veía como un negocio rentable y con un pronosticado éxito, pero en los últimos días las cosas cambiaron radicalmente.

La empresa Cocheros se acogió a la Ley de Insolvencia y pidió una oportunidad a la Superintendencia de Sociedades para entrar en reorganización, de acuerdo a un comunicado emitido por el ente regulador.

Cocheros es solo una de las 656 empresas del país que solicitaron una reorganización ante la SuperSociedades, 443 de ellas organizaciones en Bogotá y las restantes 213 en 6 regiones.