Los compromisos firmados por el Gobierno de Raúl Castro, tiene que ver con la puesta en practica de derechos fundamentales como los económicos, sociales, políticos y civiles y es una demostración de un cambio en cuanto a las relaciones políticas tanto al interior como al exterior de la isla.

Aunque el Canciller Felipe Pérez declaró que por ningún motivo son contradicciones al gobierno de Fidel y aclaró que “son derechos que siempre se han respetado sistemáticamente desde la época de la revolución de 1959”. 

Según el Canciller, la única condición es que los Estados Unidos desmonten  el bloqueo, porque en realidad, específicamente este cerco económico es el que no deja que los cubanos disfruten estos derechos que Cuba a ratificado hoy en la ONU.

El Ministro Pérez aclaró que Cuba ya había firmado estos mismos tratados en 1966 en la Asamblea General de Naciones Unidas.