Los cultivos de coca en Colombia vienen creciendo desde 2012, alcanzando las 171 mil hectáreas. Las estrategias puestas en marcha por los gobiernos no han sido suficientes para enfrentar el problema.

Las cifras más recientes, que están disponibles, corresponden al informe de la ONU publicado en 2018 con base en la medición de 2017. 

Hay 171 mil hectáreas sembradas, principalmente en tres regiones del país. El incremento anual fue de 17 por ciento.

En 2018, las autoridades incautaron más de 400 toneladas de cocaína listas para salir al mercado internacional.

El Gobierno también reportó la erradicación forzosa de unas cien mil hectáreas.

El año pasado hubo 67 erradicadores manuales muertos y 442 heridos.

Más de 60 mil familias se comprometieron con la sustitución voluntaria pero se quejan de la demora en llegada de la compensación del Estado.

Publicidad

La fumigación con glifosato a baja altura fue presentada como alternativa novedosa, pero los equipos no dieron el rendimiento esperado.

Por esas razones el Gobierno insiste la posibilidad de fumigaciones aéreas con glifosato.