Un curioso festejo se vivió en el Australian Open por parte de la tenista china Zheng Qinwen cuando creyó que había pasado de ronda.

La escena ocurrió en una de las canchas auxiliares del Melbourne Park frente a la bielorrusa Alexandra Sasnovich.

Para ese momento, ya se estaba jugando el tercer set, la asiática iba ganando 6-4 y cuando la bielorrusa dejó la pelota en la red se produjo el curioso momento.

Te puede interesar: Djokovic dijo estar “profundamente decepcionado” por la cancelación de su visado en Australia

Segundos después de la jugada, Zheng sonrió y comenzó a acercarse al centro de la cancha para despedirse de su oponente.

Sim embargo, uno de sus entrenadores le avisó que estaba confundida, ya que en los Grand Slams este tipo de definiciones se alargó al primero que llegue a 10 puntos.

El nuevo formato es conocido como tie-break y cambio durante la temporada 2019, estrenándose así en el Australian Open de este año por cuenta de la pandemia del COVID-19.

Mira también: Djokovic abandona Australia tras perder la batalla judicial

La jugadora china no tuvo otra opción que volver a su posición y continuar el juego que más adelante cerraría 10-5 a su favor.

Para el cierre del juego las dos jugadoras se despidieron con un fraternal apretón de manos sin ningún resentimiento.

La joven tenista Zheng Qinwen, de 19 años, es una de las grandes promesas del circuito y llegó al Grand Slam con seis victorias y dos derrotas desde el inicio de 2022.